hojas home
hojas home 2
hojas home 3

8 hábitos saludables para vivir en armonía


Actualmente los comportamientos asociados con el sedentarismo, y contrarios a los hábitos saludables, como ver televisión, estar en el computador o jugar videojuegos superan la cantidad de tiempo recomendado por la OMS (para la población infantil es menos de dos horas). El aumento en la cantidad de vehículos y su uso excesivo también se asocia con esta práctica, ¿eres parte de ese 60%?
 
Los estilos de vida y hábitos saludables se refieren a la forma como se suplen necesidades como la alimentación y la práctica de actividad física; estas prácticas pueden traer consigo bienestar o pueden acarrear consecuencias negativas para las personas. La educación familiar, la economía, la salud, el ritmo de vida e incluso la publicidad, definen, los hábitos alimenticios que adquirimos.
 
La alimentación de los seres humanos también depende de esas condiciones y de un sin fin de variables más que afectan el estado de salud de las personas. Es importante considerar que el consumo de alimentos depende de la etapa de la vida y de las necesidades de cada ser humano.
 
Para esto quiero dejarles algunas recomendaciones generales que les ayudarán a tener un estilo de vida más saludable y librarse del sedentarismo.

Vida en Armonía

1. Fraccionar la alimentación en 5 o 6 tiempos de comida

Vida en Armonía

2. Consumir porciones pequeñas de alimentos por lo menos cada 3 horas

Vida en Armonía

3. Optar por preparaciones cocidas, al vapor o asadas a la plancha

Vida en Armonía

4. Consumir frutas y verduras al menos 5 veces al día

vida en Armonía

5. Conocer las porciones de cereales y leguminosas aconsejadas para tu cuerpo

Vida en Armonía

6. No restringir el consumo de algunos alimentos de forma innecesaria, esto puede incurrir en trastornos alimenticios

Vida en Armonía

7. Tener mínimo 150 minutos de actividad física vigorosa a la semana

Vida en Armonía

8. Conocer bien las necesidades de tu cuerpo visitando a un profesional en nutrición

Los hábitos alimentarios y estilos de vida saludables se traducen en tener un estado óptimo de salud; por ello, promover buenas prácticas de alimentación y actividad física desde la infancia reduce el riesgo de manifestaciones adversas en la salud.
 
Al final, lo importante es conocer el propio cuerpo, tratarlo con respeto y entender que las necesidades y los estilos de vida de todos son diferentes.
 
Cuando desconocemos algún tema, es fundamental orientarse por personas académicamente preparadas para no afectar nuestra salud.

ARTÍCULOS RELACIONADOS


    Recibe en tu

    correo

    consejos e invitaciones de una

    Vida en Armonía