hojas home
hojas home 2
hojas home 3

Cambiar o adquirir hábitos es sin duda alguna un gran reto


Maria paula - experta vida en armonía - Tosh

2017/06/01

El ahorrar esfuerzos físicos es visto como una “ganancia” de tiempo o una facilidad para hacer o conseguir las cosas que podemos encontrar al alcance de nuestros dispositivos móviles sin importar en dónde estemos. Día a día ese confort tecnológico, visto desde la perspectiva de salud, marca el deterioro de lo que es la verdadera calidad de vida y el pleno goce de ese bienestar físico y mental que todos anhelamos.

El cuestionamiento es: ¿realmente es difícil sacar tiempo para mi salud? La única respuesta es un rotundo ¡No!

Todos contamos con el mismo tiempo, 24 horas al día, sólo que hemos decidido invertir ese tiempo en muchas otras cosas que consideramos prioridades, olvidándonos de la más importante de ellas, ¡nosotros mismos! Ser sedentarios, llevar una alimentación inadecuada o insuficiente y no descansar lo necesario, acarrea consigo todas la manifestaciones, muchas de ellas silenciosas, de las enfermedades asociadas al estilo de vida:

 
y otros signos a nivel estético que nos preocupan un poco más:

  • Celulitis
  • Uñas y cabello quebradizos
  • Resequedad de la piel

Nos centraremos entonces en abordar el más “difícil” de todos: la actividad física, ya que son innumerables los beneficios de ésta todos los aspectos de la vida. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se considera como actividad física “cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía”; y sí, es mucho más sencillo de lo que imaginamos; debe diferenciarse del ejercicio, el cual es un tipo de actividad física con un objetivo, planeada y estructurada, en pocas palabras, requiere mayor disciplina.
 

Son muchas las justificaciones o excusas que a diario tenemos para no realizar la actividad física mínima para tener efectos positivos en nuestra salud.

 
Y es que actividades tan simples y cotidianas como caminar, usar las escaleras, transportarnos en bici, realizar las labores de la casa y jugar con nuestros hijos o mascotas marcan la diferencia.
 

ARTÍCULOS RELACIONADOS


    hojas-suscribir-top

    Recibe en tu

    correo

    consejos e invitaciones de una

    Vida en Armonía

    icon-correo-suscribir
    hojas-suscribir-bottom