hojas home
hojas home 2
hojas home 3

¿Para qué amar? ¡Descúbrelo!


Sucede que asumimos la energía del amor solo como una interpretación de enamoramiento. Nada más lejos de su verdadera esencia. Decimos amar aquello que nos genera satisfacción o placer; cuando sucede, nuestro ego se siente cómodo, seguro y se piensa amado. Si esto es así, ¿para qué amar?
El riesgo está en que cuando la realidad no se ajusta a nuestras expectativas, surge el miedo como emoción primaria. Nos cuestionamos sobre cómo deberían ser las cosas o las personas. Este riesgo del enamoramiento solo conseguirá generar frustración y tristeza.

El amor jamás acapara, nunca posee, siempre suelta y es liberador, todo lo contrario al enamoramiento. Siempre habrás escuchado que el amor es capaz de transformarlo todo y es cierto, pues es la energía da entrada a las posibilidades de transformación. Solo podrás transformar aquello que hayas aceptado.
Puedes elegir o no vivir tu vida desde la apertura al otro, desde la realidad sin etiquetas, desde la experiencia sin juicios y quizás lo más bello, permitir que los otros puedan ser, liberándolos del peso de tus expectativas. Quien ama acepta – no se resigna – recibe para transformar en sí todo lo que lo apega o lo separa del otro: para eso el amor.
Mira a tu alrededor y verifica que tan armónica está resultando tu vida. Hay solo una forma de demostrarlo:

¡Cuestiónate!

•¿Hay tristeza?
•¿Existe enfermedad?
•¿Sientes escasez?
•¿Hay abandono o soledad?
•¿Existe violencia?
El miedo es la ausencia de amor. Si es así aún te preguntas: ¿para qué amar?
Algunos encuentran el silencio insoportable, porque tienen demasiado ruido dentro de ellos mismos”… Esta sería mi respuesta personal a: amar, y ¿eso para qué?
Ahora, analízate y empieza a encontrar tus respuestas, no sin antes recordarte que todo parte del amor propio. Mira en este artículo cómo cultivarlo

ARTÍCULOS RELACIONADOS


    hojas-suscribir-top

    Recibe en tu

    correo

    consejos e invitaciones de una

    Vida en Armonía

    icon-correo-suscribir
    hojas-suscribir-bottom