hojas home
hojas home 2
hojas home 3

8 pasos para aprender a estar solo


Hemos caído en la trampa de creer que estar solos es algo malo; lo asociamos con sentirnos poco queridos, con no ser suficientes, con no tener amigos o con no tener nada qué hacer. Se nos ha olvidado disfrutar de la soledad.
Aprender a estar solos es el mayor regalo que nos podemos dar, porque en ese proceso nos conocemos profundamente, conectamos con nuestra esencia divina y empezamos a construir relaciones desde la sabiduría de la soledad y no desde la ausencia de compañía.
El mundo se mueve tan rápido, estamos siempre tan conectados y disponibles, que se nos olvida estar solos y cuando tenemos que estarlo (sin celular o sin nada que hacer), entramos en crisis. Hemos aprendido a conectar con el mundo y en ese proceso nos hemos desconectado de nosotros mismos.
 

 
Aquí te dejo algunos tips para que disfrutes y aprendas a estar solo:
 
1. Acepta que estar solo es un regalo que te das a ti mismo.
2. Usa el tiempo de soledad para reflexionar y conectar con lo más profundo de tu ser.
3. En tus momentos de soledad, haz cosas que te gustan (por ti y para ti).
4. Si estás solo no importa…¡Elige ser feliz!
5. Usa tu tiempo a solas para aprender algo que siempre has querido, para leer ese libro que te recomendaron, o simplemente para descansar. Es tu tiempo, tu regalo y tú decides qué hacer con el.
6. No te enganches con el qué dirán o con la idea de que estar solo es algo malo, disfruta el momento y vive el presente.
7. Confía en que todo es como debe ser.
8.Recuerda: nunca estás solo, ¡Siempre te tienes a tí mismo!
 
Anímate a vivir todas las cosas mágicas que puedes hacer estando solo, no temas. Cuando descubras que tu compañía es sagrada e increíble, vas a empezar a querer, cada vez más, tener espacios para ti, para conectarte con tu soledad y tu esencia divina. Vas a entender la soledad como un regalo mágico que hace parte de vivir en armonía.
 
Un abrazo de corazón a corazón,
T.

ARTÍCULOS RELACIONADOS


    Recibe en tu

    correo

    consejos e invitaciones de una

    Vida en Armonía